El oso pardo en Asturias

Biodiversa ha tenido la oportunidad de explorar la situación del oso pardo en Asturias en primera persona. Agradecemos al grupo local de SEO/Birdlife en Asturias y a la Fundación Oso Pardo el haber hecho posible esta experiencia única. Las fotografías con las que ilustramos este artículo son cortesía de Pablo Vázquez, y fueron tomadas acoplando el teléfono móvil al telescopio. ¡Muchas gracias, Pablo!

Este fin de semana pasado, en uno de los parques naturales de Asturias en los que el oso pardo está presente y acompañados de un efectivo de la patrulla oso de la Fundación Oso Pardo, nos adentramos por una sinuosa senda hasta llegar al punto de observación. De camino habíamos encontrado un par de excrementos de oso y una huella, que hacian presagiar lo mejor.

Apostados en una ladera del valle y con los prismáticos y telescopios apuntando a la de enfrente, cuidando no ser vistos para no atraer curiosos, no tardamos en localizar a una osa con tres oseznos.  Emocionados, estuvimos disfrutando de su presencia durante una hora, en la que los oseznos treparon a árboles, pelearon, rodaron ladera abajo, bajaron ramas de árboles y arbustos para alimentarse de pudios, arándanos y escaramujos… bajo la atenta mirada de la gran osa, que también se alimentaba en la abundancia de frutos que les rodeaba, sin bajar la guardia de las posibles amenazas que les pudieran acechar.

La osa y los 3 oseznos

La osa y los 3 oseznos

En un momento dado la osa se alzó sobre sus patas traseras, olfateó y miró ladera abajo. Acto seguido empezó a ascender por la ladera seguida por los oseznos hasta encontrar un sendero, por el que los pequeños la adelantaron y echaron a correr muy decididos. Era fácil adivinar que ellos ya conocían el camino y que se trababa de la ruta habitual de regreso a la osera. Al poco tiempo los perdimos de vista tras una vaguada.

Al cabo de un rato nos percatamos de que unos coches se habían detenido en la carretera que discurre por el fondo del valle y algunas personas habían salido de ellos. Creemos que esta fue la causa por la que la osa decidió acortar la expedición matutina, ya que en otras ocasiones pueden llegar a estar hasta mediodía alimentándose por esa ladera.

La osa alimentándose de avellanas

La osa alimentándose de avellanas

Es realmente fascinante y emocionante observar estos animales salvajes como tuvimos el privilegio de hacerlo nosotros este fin de semana.

Por la tarde estuvimos charlando con Guillermo Palomero, el presidente de la Fundación Oso Pardo, debatiendo entre todos cómo afrontar el futuro del oso pardo en Asturias. La situación actual es bastante peligrosa, con una población creciente de osos (hay censadas 25 osas con 55 crías solo en la población occidental) que cada vez tienen menos miedo a los humanos, y un turismo de naturaleza también en auge y que cada vez se acerca más al pantígrado. Será cuestión de tiempo que se produzca algún ataque debido a las imprudencias de algunas personas, que parecen ignorar que los osos son animales salvajes con los que se deben guardar las distancias y extremar las precauciones por el bien tanto suyo como nuestro.

Concluimos que la solución pasa por controlar y regular el turismo osero en los parques naturales de Cangas de Narcea, Degaña e Ibias y de Somiedo, mediante la habilitación de una serie de puntos de observación controlados y situados al lado de los pueblos, y sancionando a todos aquellos vehículos que se estacionen en lugares no permitidos. Estas actuaciones deberán ir precedidas y acompañadas de una campaña de información en la que se expliquen las nuevas medidas y a su vez se informe sobre el comportamiento que se debe tener durante la observación de osos, para evitar conductas que alteren las costumbres de los plantígrados. Vemos además la necesidad de que se sustituyan los contenedores de basura actualmente existentes en las zonas oseras por otros a prueba de osos, como medida preventiva de posibles incursiones de estos animales en los pueblos, con el consiguiente peligro que esto puede suponer para sus habitantes o para los visitantes. Ninguna de estas actuaciones parecen posibles a corto y medio plazo, debido a la falta de fondos en los ayuntamientos para sustitutir los contenedores, y a la pasividad y falta de voluntad de la administración para regular el turismo osero.

Desde las organizaciones de conservación de la naturaleza podemos ayudar difundiendo el mensaje de la necesidad de regulación del turismo de naturaleza en las zonas de población osera. 

El oso pardo es una de tantas maravillas de la naturaleza que tenemos en Asturias. Es nuestro deber luchar por su conservación, y por mantener la convivencia pacífica entre humanos y plantígrados.

 

1 comentario

Archivado bajo Actividad, Asturias, Debate

Una respuesta a “El oso pardo en Asturias

  1. Pingback: Encuentro entre lobos | biodiversablog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .