Intercambio Juvenil en Albania: impresiones

De izquierda a derecha: Santi, Marina, Marcos, Berto, Leticia y Mercedes, durante el intercambio juvenil "In love with energy efficiency", en Albania

De izquierda a derecha: Santi, Marina, Marcos, Berto, Leticia y Mercedes, durante el intercambio juvenil “In love with energy efficiency”, en Albania

Del 7 al 15 de Octubre de 2014, 5 amigos de Biodiversa participaron en el intercambio juvenil “In love with energy efficiency” (enamorados de la eficiencia energética). Tras la experiencia nos cuentan sus impresiones:

Marina Miguélez

Marina pintando

Marina pintando

Intercambio juvenil en Albania… ¡gran descubrimiento!

Qué plan más perfecto y más enriquecedor. Desde mi humilde opinión, este tipo de experiencias es algo que debería ser obligatorio para todo el mundo. Para mí era la primera vez que participaba, pero según he aterrizado… ¡me he puesto a buscar más!

Este proyecto tenía como finalidad el intercambio con personas de varios países (República Checa, Polonia, Moldavia, Albania y España) y hablar y aprender sobre temas relacionados con la eficiencia energética. Esta última parte realmente fue un tanto superficial pero, porque la primera fue tan perfecta y tan maravillosa… conocer otras costumbres, personas con culturas tan diferentes y a la par tan interesantes, hacer nuevos amigos, y sobre todo, quitar de manera radical todos estos prejuicios absurdos que, no sé porqué, tenemos.

Está claro que viajar y conocer otras personas, otros lugares y culturas es la mejor manera de quitarnos prejuicios y demás ideas preconcebidas, y abrir nuestra mente. En definitiva, es la manera de disfrutar de verdad de lo que somos y nos rodea.

Mi conclusión a este tipo de proyectos creo que está clara… ¿cuándo repetimos?

Leticia Fernández

Leticia

Leticia

“In Love with Energy Efficiency” ha sido una de esas experiencias que te llena de energía y motivación para enfrentar cualquier reto cuando vuelves a casa. Una semana intensa en la que tuvimos la oportunidad de conocer a mucha gente diferente de países diferentes y compartir con ellos experiencias y puntos de vista. Me encantó sentir lo fácil que resulta entenderse aún cuando no se habla el mismo idioma y descubrir todas las cosas que tenemos en común, empezando por el motivo que nos había llevado a todos a participar en el intercambio: la preocupación por el planeta en el que vivimos.

Respecto al tema del encuentro, como diseñadora de producto, me resultó enriquecedor cambiar la perspectiva durante unos días, dejando a un lado las cuestiones de eficiencia energética que atañen a la cadena de producción industrial y centrándome en otros aspectos, como la implementación de energías renovables en la construcción y sobre todo, la adquisición de hábitos eficientes en el día a día.

Santiago Castellano

Santi presentando los resultados de una actividad

Santi presentando los resultados de una actividad

Descubriendo a una vieja desconocida: Albania

Decía Miguel Unamuno que la ignorancia se cura viajando. Cada vez que deshago una maleta o mochila de un inesperado viaje, me viene a la mente la vigencia de estas palabras que nunca pierden su esencia. En esta ocasión, cuando me hablaron de embarcarme en una nueva aventura, hacia Albania, nunca imaginé que regresaría con un equipaje más abultado y pesado. Y no me refiero a regalos o ropa sucia, sino a las increíbles experiencias, inolvidables recuerdos, nuevos conocimientos y bellísimas personas que he ido atesorando durante más de una semana de intensa convivencia, allí, en un lugar recóndito de los Balcanes. Pude hacerles espacio porque fui desechando ese lastre en forma de prejuicios, visiones ciegas y barreras que nos autolimitan en nuestro camino.

Yo descubrí una Albania humilde pero digna, de gente dura pero hospitalaria, con ganas de querer y ser querida, alejados de esas imágenes de pavor y peligro a la que nos tienen acostumbrados. Descubrí una nueva realidad pero es que, al mismo tiempo, ¡descubrí otras tres! En concreto, las de los otros participantes venidos de República Checa, Polonia y Moldavia, lugares que antes para mí solo ocupaban sitio en el mapamundi sin despertarme mucho interés. Qué equivocación. Hoy tengo 25 nuevos amigos, 25 lugares donde quedarme y 25 razones para iniciar un nuevo viaje. Bien es cierto que la manera de entenderse no fue siempre tan sencilla -¡cómo si lo fuera con cualquier persona!-, descubrimos costumbres, culturas y sinsabores heredadas del antiguo Telón de Acero tan antónimas a las nuestras mediterráneas, pero todas humanas y comprensibles. Y es que, despertar reacciones encontradas también formaba parte de este programa, descubrirse mutuamente, tumbar estereotipos o confirmar otros pero por criterio propio, que es como la gente se hace inteligente. Aprendimos a mejorar un poco nuestro planeta y acercarnos a las personas, ¡Qué sean así todas las iniciativas!

Alberto Sánchez

Berto en primera fila, con camiseta blanca, en una foto de grupo durante el intercambio

Berto en primera fila, con camiseta blanca, en una foto de grupo durante el intercambio

El intercambio ha sido una experiencia increíble. Una veintena de jóvenes nos reunimos en un marco incomparable en una “eco-vila” de las inmediaciones de Himarë. Juntos y un poco revueltos, discutimos sobre todo temas relacionados con la eficiencia energética y sobre la situación energética de nuestros respectivos países. Y en nuestro tiempo libre disfrutábamos del sol, del mar Jónico en buena compañía, playa, esnórquel, kayak…

Cuanto más viajo, más evidentes resultan las analogías culturales, ensombreciendo nuestras divergencias. Albania ha sido una sorpresa, es un país increíblemente bello, lleno de gente mediterránea, abierta y hospitalaria. Y en estos intercambios realmente pasa algo curioso, al enfrentarte de lleno a la cultura local conviviendo con un grupo internacional, “haces que ese país que visitas sea un poco más tuyo”, como si fueras de allí, contribuyendo así a una conciencia europea.

Recomiendo esta experiencia a todo el mundo, es la mejor manera de aprender, abrir tu mente, viajar, y sobretodo volver con la maleta más cargada, llena de experiencias, nuevas amistades y ganas de repetir.

Otros participantes en el intercambio

Otros participantes en el intercambio

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Erasmus +, Intercambio Juvenil, Internacional, Testimonios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s